Euskadiko Atletismo Federazioa

Federación Vasca De Atletismo

 

Amaia Andres Berakoetxea, nacida en Donostia (Gipuzkoa) el 26 de junio de 1966, como atleta participó en los juegos olímpicos de 1992 en la prueba de 800m, en la misma distancia participó en lo JJMM de 1991 y 1993 y fue campeona de España en PC 6 veces entre los años 86 y 95

 

1.- Cuéntanos como recuerdas tu época en la cual fuiste destacada deportista.

Fue una etapa muy emocionante en la cual pude un cumplir un sueño que tenía desde mis comienzos como atleta en mi colegio de Beasain.

Mi gran motivación era poder acudir a competir en las Olimpiadas y ese sueño se hizo realidad en Barcelona 92.

También hubo momentos muy duros como las lesiones o la falta de resultados, pero supe reponerme y ser más fuerte ante las adversidades y aprender a gestionar situaciones complicadas.

Además, al estar en Madrid entrenando (Residencia Blume) echaba de menos a mi familia y amigos y eso tampoco ayudaba.

De todas formas, el balance de los 15 años en la élite es positivo porque aparte de la experiencia a nivel deportivo que supuso, estoy segura de que me forjo como persona y me permitió conocer a amigos que hoy siguen formando parte mi vida.

 

2.- ¿En qué ha cambiado el atletismo femenino de aquella época a la actualidad?

Principalmente en el trato personal entre los entrenadores y las atletas.

Además, la vida atlética de las mujeres era más corta y la presión podía ser mayor.

También aprecio que ha aumentado la participación de la mujer no sólo en el ámbito deportivo y que poco a poco se ha conseguido equiparar las  becas, patrocinios etc con respecto a los chicos.

Actualmente también hay más visibilidad de los éxitos deportivos de las chicas.

 

3.- Pocas mujeres han tenido la oportunidad de dirigir una federación como la Federación Gipuzkoana de Atletismo, ¿cuál ha sido tu experiencia?

 

Al inicio un poco complicada por la falta de experiencia y porque hasta ese momento ninguna mujer había ocupado cargos de gestión dentro de la FAG.

Era un camino por explorar. Las estructuras deportivas están muy masculinizadas y eso ha sido un “desgaste añadido”

También he apreciado en alguna ocasión actitudes paternalistas y he tenido que demostrar más carácter en algunas situaciones.

 

4.- Hoy en día ¿crees que es posible para la mujer acceder a puestos directivos en las federaciones?

 

Es más complicado. A las mujeres nos cuesta más por lo general, querer acceder a puestos de responsabilidad porque anteponemos nuestra vida familiar y/o laboral.

Tenemos más interiorizado el rol de cuidar de la familia.

Cuando yo accedí a la presidencia de la FAG, quise que formaran parte de la JD mujeres que tenían o habían tenido vinculación con el atletismo gipuzkoano y no conseguí involucrar a ninguna.

La verdad es que fue frustrante.

 

5.- Tienes un reto por delante muy importante dentro de la estructura de la Federación Vasca de Atletismo como responsable delárea de la mujer, ¿Cuáles son tus retos?

 

Principalmente que aumente la presencia de la mujer en todos los ámbitos y estructuras de la FVA. Así mismo acompañar y ayudar a todas aquellas que ya forman parte de la federación.

Partiendo de la base de que el atletismo por sus características es uno de los deportes más igualitarios, considero que aún se puede seguir avanzando.

Creo que las mujeres podemos aportar y seguir sumando para que nuestro deporte sea cada vez más igualitario e inclusivo.

Básicamente vamos a trabajar en tres líneas: formación promoción y visualización.

Esperemos que las futuras generaciones encuentren un atletismo donde todos tengamos las mismas oportunidades y ayudas para desarrollar nuestras capacidades.

Y contamos con los hombres para poder seguir….

Cuéntanos como viviste tu época de deportista.

Yo viví esa época con ilusión, y consiguiendo objetivos pequeños al principio, ya que he sido una atleta que ha ido creciendo poco a poco. Mi recorrido en categorías inferiores fue muy discreto, apenas conseguía ir con la selección de Euskadi al Campeonato de España de Cross, y en la temporada de pista, aunque iba mejorando mis marcas, en pocas ocasiones lograba subir al pódium. En la madurez con 20 años, ya en categoría promesa, conseguí mis primeras medallas en los campeonatos de España promesa y universitarios y con 23 años mi primera internacionalidad en el Campeonato de Europa Sub-23, celebrado en Lillehammer, Noruega.

La verdad es que he disfrutado mucho, ya que en esta época en Euskadi el nivel que había era muy bueno, yo con mi selección he quedado campeona  y sub-campeona de España de Cross en Vitoria.

Después vinieron otros logros muy importantes, la Olimpiada de Atlanta`96, el sexto puesto en el Mundial de Pisca Cubierta en Maebashi con una marca personal en 3000ml de 8`52”86, Campeona del Mundo Universitaria en Portugal en la selección Española (Marial Abel, Ana Isabel Gimeno, Sonia Alvarez y Cristina Petite)…..

 

 Todos estos logros los he conseguido entrenando en casa, cerca de mi familia, con mi grupo de entrenamiento de siempre, que me ayudaban mucho, con un entrenador de casa pendiente de nuestros progresos y buscando siempre la forma de motivarnos, desde los entrenamientos.

La Cristina de aquellos tiempos, quien sería hoy como deportista.

A decir verdad, es que en mi época coincidimos varia atletas con unas marcas muy buenas, y ello ayudaba a que cuando salíamos a correr intentáramos mejorar lo anterior. La competitividad entre nosotras nos hacia mejorar.

Fuiste madre compitiendo a muy alto nivel ¿Cómo fue aquella época?

Fui madre, ya al final casi de mi carrera deportiva, y era consciente de que mi vida como atleta no iba a ser la misma, y que no iba a estar dispuesta a sacrificarme igual. Es cierto que en el primer año de vida de mi peque (hoy ya tiene 14 años) lo compaginé bien, volví a quedar Campeona de Euskadi, fui con mi selección a Cáceres y conseguí el 15 puesto.

Hoy en día ¿crees que es posible combinar deporte y maternidad?

Creo que se puede hacer pero ayuda y sacrificando momentos de tu peque. Hay atletas que lo hacen y que además tienen muy buenos resultados.

¿Cómo es tu vida ahora en relación con el deporte? Porque sé que permaneces muy ligada al atletismo.

En estos momentos estoy con niños pequeños, jugando a hacer deporte, haciendo hincapié en divertirnos y pasarlo bien, mientras aprendemos a correr, saltar, lanzar…..la competición y el resultado no está entre nuestros objetivos.

¿Qué les dirías a todas las deportistas que están empezando?

Que hay que tener ilusión y paciencia, que el atletismo es una carrera de fondo, que las prisas no son buenas, que es muy importante disfrutar de lo pequeños logros que conseguimos, que la suma de ellos nos darán otros más importantes.

Que la relación entre el atleta y su entrenador tiene que ser de confianza y respeto mutuo, que lo que se consigue es de los dos, nosotros somos la cara visible, pero el trabajo es del grupo, yo siempre he celebrado mis logros e internacionalidades con mi grupo de entrenamiento, siempre les traía el dulce típico del sitio que visitaba y nos lo comíamos después del entrenamiento suerte de la semana.